Mejora la percepción sobre el gobierno Solís Rivera

Descargar informe completo

  • La ciudadanía valora la gestión del gobierno Solís Rivera y el rumbo del país con mayor optimismo que en mediciones recientes e incluso supera las valoraciones positivas de la administración Chinchilla Miranda para el primer trimestre de su tercer año de gestión.

  • Tras más de dos años en los que el desempleo ocupaba el primer lugar, la inseguridad pasa a ser considerado el principal problema del país.

  • El estudio muestra que la insatisfacción con el funcionamiento de las instituciones no conduce a las personas a apoyar a una transformación radical y negativa de la democracia sino a su mejoramiento.

  • Los Expresidentes Pacheco de la Espriella y Arias Sánchez son los mejor valorados, seguidos por el Presidente Solís Rivera que sube notoriamente su calificación.

 

En este segunda parte de la encuesta de marzo de la Escuela de Ciencias Políticas, el Centro de Investigación y Estudios Políticos y el Semanario Universidad, se analizan las percepciones ciudadanas en tres temas: conservadurismo, valores democráticos y coyuntura política.  

 

Mejora la calificación de la gestión del gobierno

La calificación otorgada a la gestión del gobierno refleja una notoria reducción en las valoraciones negativas, pues pasan de 62,2% (muy mala y mala) en agosto de 2016, a 40,4% en marzo de este año. Las valoraciones positivas también mostraron un aumento de un 17.5% a un 28,7% (buena y muy buena). En comparación con la medición del primer trimestre del tercer año de la administración Chinchilla Miranda (64.3% percepciones negativas y 14.3% percepciones positivas), la administración Solís Rivera obtiene una calificación significativamente más positiva en ese mismo trimestre (40.3% percepciones negativas y 28.7% percepciones positivas).

 

Disminuye pesimismo sobre el rumbo del país

Además del cambio en las percepciones sobre la gestión del gobierno, desde agosto del año anterior, de una caída del pesimismo, de manera que las valoraciones negativas (malo o muy malo) pasan de 60,7% a 44,2% mientras que las valoraciones regulares aumentan de 16,4% a 31,8%.

Según Felipe Alpízar, director del CIEP, “por primera vez en los últimos años observamos un cambio de tendencia sobre varios elementos de la coyuntura política, como la marcada reducción del pesimismo respecto a la gestión del Gobierno  y una valoración más positiva del Presidente Solís”.

 

Desempleo deja de ser principal problema

En la medición sobre los que se perciben como principales problemas del país, la inseguridad ha experimentado un aumento desde agosto de 2016, ubicándose en esta ocasión como el principal  problema (18,8%), seguido del desempleo (15,2%) y la corrupción (11,10%), esta última tuvo un aumento de 6 puntos porcentuales respecto a noviembre del año anterior. La percepción de inseguridad como principal problema se refleja en los grupos de personas con nivel de educación secundaria y en personas jóvenes (entre 18-24 años).

 

Democracia sí, pero con los cambios necesarios para mejorarla

En esta encuesta se decidió medir el respaldo de la ciudadanía a valores democráticos o anti-democráticos. Para realizar esta medición, se preguntó si las personas consideraban que la democracia necesitaba cambios y de responder positivamente, se les consultaba sobre qué tipo de cambios estaban dispuestos a apoyar, divididos en tres distintas categorías: 1. Cambios reformistas, es decir, cambios a la democracia en el marco del sistema democrático, 2. Cambios rupturistas, referidos a medidas políticas radicales, donde su adopción significaría cambios abruptos y ruptura con los valores tradicionales o 3. Cambios para mejorar la eficiencia estatal asociados a reformas orientadas a promover la eficiencia de las instituciones públicas.

A partir de esta categorización, se encontró que un 71% de las personas entrevistadas opina que sí son necesarias las reformas. En cuanto al tipo de reformas que apoyarían, la categoría que obtiene mayor respaldo es la que agrupa las medidas para mejorar la eficiencia estatal con 7.6 puntos en la escala de 1 al 10. Estos resultados reflejan que las y los costarricenses que están insatisfechos con el funcionamiento de las instituciones, respaldan los valores políticos existentes y apuntan fundamentalmente a una mejoría de las instituciones públicas.

Con respecto a estos hallazgos, Alpízar agregó que “a pesar de que la gente piensa que se deben mejorar diversos elementos del funcionamiento de la democracia, no necesariamente significa que quieran cambiar de sistema, sino que apoyan reformas dentro de la democracia ya existente.”

 

 

Abel Pacheco y Oscar Arias son los mejor calificados

En esta segunda parte de la encuesta, para evaluar la calificación a figuras políticas, se decidió consultar únicamente por las personas que han ocupado la presidencia de la república y aún viven, aquellas que actualmente se encuentran en la presidencia del Poder Judicial y el Poder Legislativo, así como la presidencia y vicepresidencias del Poder Ejecutivo.

Los expresidentes Abel Pacheco y Óscar Arias se encuentran empatados en el primer lugar de las valoraciones positivas (6,02), seguidos por el presidente Solís; que en esta ocasión pasa de una nota de 4,5 a una de 5,45, colocándolo en el tercer lugar de las preferencias ciudadanas. El expresidente José María Figueres continúa como la figura política peor evaluada con un 3,68.

Descargar informe completo

 

Copyright © 2017 Centro de Investigación y Estudios Políticos. Todos los derechos reservados.
Joomla! es Software libre publicado bajo la Licencia Pública General de GNU.